Playa

Voy a decorar otro piquito del tablero que es poca cosa, pero tengo que reconocer que se lo debo a Jordi (Sponsh) y a Jose Manuel (Jmanugo) por hablar sobre una playa que era idea de Jordi para su maqueta, así que perdóname Jordi por copión.

Bueno al lío, parto de un pico del tablero donde marco más o menos donde va cada cosa:

Le meto una cepillada para hacer el desnivel necesario para poder poner después la resina. Como b uena playa mediterránea tiene poca pendiente (así curro menos ) ademas he procurado no dejarlo liso  , creo que es mas interesante un suelo irregular.

Le meto una primera mano de pintura muy celeste para dar aspecto de limpieza del agua

 

Con verde y un gris medio oscurezco de menos a mas para dar sensación de profundidad:

Lo siguiente es colocar una barrera de piedras para hacer un rompeolas que proteja la vía. Las piedras salen baratas, solo hay que aguantar al cachondo de turno cuando estas escogiendo las mas cuadraditas en la calle como si fueran un tesoro.

Ahora toca reciclar las traviesas de las vías viejas o de mala calidad que todos tenemos tiradas por ahí. Se quitan los carriles y una a una se cortan. Yo las he pegado en paquetes de 10:

Las colocamos en su sitio

poco a poco va tomando forma.

Para poner la arena tenia dudas si hacer algo de minidunas o no, como hay poco sitio lo deje en plano, una mano de cola:

Aquí el utillaje, bote de arena de la playa de la Malvarrosa y el colador mas tupido para que pase el grano más fino posible:

Bueno, de momento lo tengo así:

Hoy me voy a liar con el agua. Me decido por el agua de Nimix, sobre los 12€ el bote. Como el fondo ya tiene color elijo el translucido, porque también lo hay en tono azul. Se calienta al baño maría para hacerlo fluido, lo bueno que tiene es que el sobrante es reutilizable.

Como el sitio es complicado al ser una esquina hay que poner un cerco para contener el agua. Entre los listones y el tablero he puesto una tira de fixo. Con esto es suficiente para que no se vierta.

Con cuidado se vierte el agua, tarda en solidificar por lo que no es necesario correr.

Cuando está casi solido se le dan unos toques para que la superficie quede irregular y no en plan piscina tranquila, esto con esta resina no es demasiado fácil, o al menos a mi así me lo parece. Cuando seca totalmente se le quita el molde:

Y para finalizar unos toques de blanco para la espuma de las olas:

Bueno, no va quedando tan mal después de todo.

Las banderas no tienen nada del otro mundo, pero ya que voy a colgar el chiringuito aprovecho.

 Material: un palo de pincho moruno (previamente se come uno el pincho), un trozo de tela verde y azul, hilo normal y corriente y las poleas son trozos sobrantes de los bebederos de los kits con un taladro de 1 mm.

Se pegan las piezas y se pinta el conjunto

Se pegan las banderas al hilo y este se pasa por los agujeros de los soportes. Aquí esta presentado a ver que tal queda.

Ahora le toca el turno al chiringuito, porque en toda buena playa no debe faltar un chiringuito.  Mucha gente conjunta dos aficiones, como el modelismo ferroviario y el militar, en este caso así es también con mis aficiones, el modelismo ferroviario y las cervezas

Realizada la estructura básica, palos de remover el café y tozos de palo de pincho moruno

He decidido que el techo sea desmontable para acceder mejor al interior

El pajizo del techo está hecho con trozos de cuerda deshilachada

Envejecido de la madera, capa base de barniz color roble, pincel seco en negro para marcar juntas y envejecimiento de maderas con pastel: siena, tierra, blanco y amarillo. Barniz mate para fijar.

La cerveza bien fresquita, refrigerador tallado en un trozo de tiza

Y como no, la pizarra con la oferta de tapas, para que no entre la cerveza a palo seco, espero que os guste.

Acabada la zona rocosa que limita la playa y el envejecido de las traviesas de la valla. El chiringuito solo está presentado.

Un pequeño avance con las palmeras y algunas de las figuras, entre ellas la terraza del chiringuito

Los paisanos de la terraza llaman a la chica del chiringuito, pero esta no hace ni puñetero caso porque está pasando un rato divertido con el ligón.

Aunque ya no hace tiempo de playa si se está bien tomando un aperitivo. El solecillo aun invita a leer un poco en la arena o a descansar y la mas valiente se anima a darse un remojón.        

                       

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.